//
estás leyendo...
Información

Un texto de Dostoievski

Puede que el autor se refiera a quienes directamente golpean y humillan, pero creo que puede extenderse su reflexión, incluso con más razón, a quienes indirectamente, con sus decisiones económicas o políticas, son responsables del sufrimiento físico y espiritual de millones de personas.

“Quien ha experimentado una sola vez el poder, el dominio ilimitado sobre el cuerpo, la sangre y el espíritu de otra persona igual a él; quien ha experimentado el poder y la capacidad absoluta para humillar de la forma más denigrante a otra criatura, ése pierde por fuerza el control sobre sus propios sentimientos. La crueldad es un hábito: es susceptible de desarrollarse, y de hecho se desarrolla hasta convertirse en una enfermedad. Estoy convencido de que la mejor de las personas puede endurecerse y embrutecerse, por culpa de ese hábito, hasta el nivel de las fieras. La sangre y el poder embriagan: la grosería y la depravación se van desarrollando; la inteligencia y el sentimiento admiten las mayores aberraciones, y acaban por considerarse placenteras. La persona desaparece para siempre, cediendo paso al tirano, y el regreso a la dignidad humana, al arrepentimiento, al renacer, se convierte en algo punto menos que imposible. Además, en vista de que se puede ejercer semejante tiranía, el ejemplo cunde y se extiende por el cuerpo social de forma contagiosa: se trata de un poder muy seductor. Una sociedad que observa este fenómeno con indiferencia ya ha sido corrompida en sus mismos fundamentos. En resumen, el derecho a infringir sufrimiento físico, otorgado a una persona para ejercerlo sobre otras, es una de las lacras de la sociedad, así como uno de los medios más poderosos para exterminar en ella todo embrión, toda tentativa de desarrollar el espíritu cívico, y constituye la base más sólida para su descomposición absoluta e irreversible.

Fiódor M. Dostoievski (hacia mediados del siglo XIX)

Anuncios

Acerca de acampadabadajoz

¡Porque un mundo mas justo es urgente!

Comentarios

Un comentario en “Un texto de Dostoievski

  1. Entonces….¿hay que rechazar siempre el poder? No puede ser que una persona pueda tener acceso a ese poder ilimitado del que habla Dostoievsky pero no lo ejerza de esa brutal manera? Desgraciadamente creo que como la condición humana (por cierto, hay un libro muy interesante que lleva ese título, de André Malraux, 1933, durante la Guerra Civil China) es bastante gregaria y manipulable, si el ambiente exterior propicia determinados valores o comportamientos lo mas probable es que los siga sin ser capaz de oponerse (aunque siempre hay heroes y gente anónima que lo hace).

    Publicado por cata | 2 abril, 2014, 9:25

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: